INDIA

Afganistán (افغانستان en dari, افغانستان en pastún) —oficialmente República Islámica de Afganistán (dari: جمهوری اسلامی افغانستان, Jomhūrī-ye Eslā̄mī̄-ye Afghā̄nestā̄n; en pastún: د افغانستان اسلامي جمهوریت, Dê Afghānistān Islāmī Jumhūrīyat)— es un país sin salida al mar ubicado en el corazón de Asia. El país se encuentra geográficamente en Asia Central, agrupado dentro de un bloque regional entre el subcontinente indio y el Medio Oriente, como una entidad religiosa, etnolingüística y geográfica relacionada con la mayoría de sus vecinos. Limita con Pakistán al sur y al este, con Irán al oeste, con TurkmenistánUzbekistán y Tayikistán al norte, y con la República Popular China al noreste a través del corredor de Wakhan.
Seguir leyendo…


Que puedo deciros de la India. Es el pais que mas me ha impresionado de todos los que he estado. Fuí en avión y cuando llegué al aeropuerto pensé que había llegado a otro mundo. Lo primero que sentí fué el horrible olor que se respira por donde quieras que vayas. Después sufrí el desmadre en la aduana y a partir de ahí el alucine total.
India es un pais que nadie debe dejar de visitar, aunque si eres escrupuloso piensatelo dos veces. 
En India se puede viajar en cualquier tipo de transporte, pero el que yo utilizaba era principalmente el autobús. Este es barato pero superlento. Como promedio habia veces en que recorriamos 150 km. en un dia. El único incoveniente es que la carreteras son algo peligrosas. Viajar en tren es algo mas caro pero muchisimo mas divertido. No hace falta que cojas primera clase, de hecho, la única vez que la utilicé acabé de la mierda del carbón hasta las orejas, asi que es mejor que cojas segunda. Te aconsejo que cojas un billete con litera, pues los trenes suelen ir abarrotados. Si hay alguien sentado en tu asiento solo tienes que decirle amablemente que ese es tu sitio, y amablemente lo dejará.
Siento decir que la comida indú no es muy fuerte, pues quitando el pollo Tanduri, todo lo demás no me gustaba. La solución fue comer comida china.
Dormir lo puedes hacer en cualquier sitio, pero hay habitaciones para todos los presupuestos. Yo, los primeros dias dormia en un camping en Delhi, y me costaba unas 100 ptas, la verdad es que dejaba mucho que desear, pero fué un buen comienzo. En dicho camping me fumé el primer xilum de mi vida y viajé a la estratosfera, la hionosfera y a todas las eras del universo.
Contra mas lugares visites de la India mejor, así que no te voy a recomendar ninguno. La India es enorme y maravillosa.
Un consejo, en India la vida no tiene el mismo valor que en occidente, asi que vigila con quien te juntas.

Contenido del acordeón

Flores raras, trenes de vapor y pintorescas estaciones de montaña son parte de la oferta de las Ghats occidentales, India © Nate Hovee / Shutterstock.

Las vaporosas tierras altas del sur de la India nunca han sido tan famosas como las estaciones de montaña o las cumbres himalayas del norte de la India, pero las Ghats occidentales ofrecen un atmosférico espejo de Shimla y Darjeeling, con el atractivo añadido de la jungla.

Atravesando Tamil Nadu, Kerala, Karnataka, Goa y Maharashtra, estas escarpadas colinas están consideradas por la Unesco como uno de los grandes enclaves de la biodiversidad del mundo, con fauna y flora protegidas, desde elefantes y tigres salvajes hasta la flor kurinji, que solo florece cada 12 años y pintará las montañas de color lila entre los meses de agosto y octubre del 2018. Si se viaja ahora se encontrarán plantaciones de café, té y especias; cautivadores puestos fronterizos coloniales, cascadas imponentes e incluso un ferrocarril de vapor de montaña, pero ni rastro de las multitudes que invaden las tierras altas del norte.

 

Contenido

Durante décadas Lumbini ha sido un enclave que los viajeros pasaban de largo en el camino de la India a Nepal, a menudo ignorando que estaban muy, muy cerca del lugar donde nació el Buda histórico. Hoy, gracias a los esfuerzos de la comunidad budista internacional, Lumbini es un destino al alza, pero a pesar de su valor patrimonial este lugar sagrado sigue siendo un desvío soñoliento de la ruta mochilera.

Sin embargo, la situación empieza a cambiar: se está construyendo un nuevo aeropuerto que ofrecerá una nueva ruta más segura a Nepal, y cada vez surgen templos más impresionantes. Hasta que estas novedades no se conviertan, finalmente, en el catalizador que conceda a Lumbini la atención que se merece, la principal atracción de la ciudad seguirá siendo su serenidad, encarnada por las raras grullas sarus que campan por los humedales que rodean la Pagoda de la Paz Mundial.
Lumbini

Una zona de oscuridad. El descubrimiento de la India

 

 


V.S. Naipaul
Debate, 2015
294 pp.






Es éste un libro curioso que merece la pena leer con cuidado. No es un libro al uso y seguramente pillará al lector con un pie cambiado porque la India de la que nos habla Naipaul ha perdido en este relato la condición de virtuosa y se enfrenta a un catálogo de miserias de las que casi nadie ha querido hablar. ¿Pero es que no es el autor un indio de los pies a la cabeza aunque haya nacido en Trinidad, a orillas del Caribe?¿Es que su familia no ha conservado sus raíces, y su misma piel no es del color de la de los indios?

El libro que ahora se publica por primera vez lleva fecha de 2015 tanto en la versión española como en la de lengua inglesa. Aparece hoy pero es el resultado de un viaje efectuado por Naipaul en torno al año 1963, cuando visita la India y lo hace bajo la influencia de su educación familiar pero también de su mirada de occidental: de la mirada de quien ha visto otros mundos y no se deja arrastrar por los efluvios de la mística o de la veneración romántica de una vieja cultura.

 

Leer más…
 

lunes, 5 de julio de 2010

India

 




V. S. Naipaul
Debolsillo / Random House Mondadori, 2007
733 pp.





“Dios no existe en absoluto. Quien inventó a Dios es un imbécil. El que difunde a Dios es un canalla.”

Si hay un país donde Dios está presente en todas partes, es la India. Las piedras, los animales, las plantas, los caminos, las personas… todo parece remitir a Dios, o a los dioses, y en todas partes, una mancha de pintura, un color, una guirnalda, un dibujo hecho de harina en el suelo, un hilo de algodón teñido, un pequeño monolito, una charca, la acción de barrer un escalón… son indicios de la presencia de Dios que los devotos veneran discretamente y a través de rituales antiquísimos.

El viajero dispone de algunas claves sobre la India que le permiten interpretar lo que ve y penetrar en un mundo en muchos aspectos totalmente distinto al suyo, cargado de exotismo y de sorpresas. ¿Pero es eso realmente la India?¿Cabe ese subcontinente de mil millones de habitantes, con tantas minorías religiosas y étnicas, con enormes regiones que hablan idiomas incomprensibles para las demás, atravesada por estas castas que no han dejado todavía de existir, cabe esta complicadísima mezcla en esa idea que tenemos los extranjeros y esas claves con que pretendemos descifrarla?

Leer más…
 

miércoles, 17 de junio de 2015

La India

 

 


Vicente Blasco Ibáñez
Gadir, 2014
263 pp.





“Existen tantas Indias como religiones y las religiones son los grupos humanos que más difícilmente llegan a entenderse para marchar juntos”

Muchos son los libros que hablan de la India, hasta el punto de que uno más acaba pareciendo innecesario. Y más todavía si se escribió hace casi cien años, cuando el país del que se nos habla poco parece que tenga que ver con el que hoy nos interesa.

Pero hablemos del autor, porque seguramente el secreto de esta India que tenemos entre manos está ahí, en la personalidad y el talento de quien la ha escrito. Los que estudiaron a Blasco Ibáñez a través de la asignatura de literatura en el bachillerato es muy probable que tengan una opinión poco estimulante de él. Pero la realidad es que fue uno de los grandes de la literatura de su tiempo, no en España sino en el mundo entero. Fue, por poner un ejemplo, el lider de ventas en los EE.UU. en el año 1919 con su novela Los Cuatro jinetes de la Apocalipsis. Cuentan que fue el propio presidente de la República Francesa quien le pidió que escribiera sobre la Primera Guerra Mundial. Nuestro autor triunfó en Hollywood con su novela en una película que protagonizó Rodolfo Valetino y de la que se hizo una remake protagonizada por John Ford. Fue nombrado doctor honoris causa por la universidad de Washington y, con una fortuna considerable, se compró un Rolls Royce, capricho que se han podido permitir muy pocos de los que se han dedicado a la literatura.

 

Leer más…
 

martes, 9 de julio de 2013

India. Una biografía íntima de 1.200 millones de personas

 

 

 

Patrick French
Duomo, 2013
562 pp.






Cada cual tiene un estilo a la hora de escribir, de analizar y de dar sus opiniones. El de Patrick French, por decirlo en lenguaje llano, está en el entorno del de los tertulianos. Y al señalarlo así no quiero decir que sea necesariamente malo. Hincarle el diente a la India para dar una visión de conjunto no es tarea fácil si se tiene en cuenta su enormidad, lo complejo de su sociedad y de su cultura y la velocidad del cambio que se está produciendo en el país, un cambio que ni es ordenado ni está explicado en todos sus extremos. El riesgo de acabar escribiendo un tratado lleno de información y de consideraciones abstrusas que hagan desistir al lector de su lectura es elevado y seguramente es lo que ha movido a Patrick French  a elegir una aproximación lo más llana posible y también lo más entretenida. A pesar de sus más de 550 páginas y de su pretensión de abarcarlo casi todo, esta ‘India’ se lee bien.

Tres son los grandes temas sobre los que se organiza el libro: la nación, la riqueza y la sociedad. Tres temas abordados de manera amplia y muy libre, de forma que aparecen, en cada uno de ellos, aspectos de lo más diversos que van dando color al relato y construyen esa imagen de la India que French desea hacer llegar al lector. Una imagen llena de detalles para limar los prejuicios que existen sobre el país, los puntos oscuros que nacen de la falta de información y para mostrar la realidad tal cual es. Una imagen dibujada después de haber recorrido la geografía entera, haber visitado el país en diversas ocasiones, haber hablado con infinidad de personas de los más diversos perfiles y haberse informado meticulosamente sobre la economía, la historia, la política…

 

Leer más…
 

martes, 16 de marzo de 2010

Mitos mágicos de la India

 



Anita Nair
Duomo, 2009
200 pp.





“Una noche, Aruna, diosa del amanecer y madre de Surya, dios del sol, se despertó en su cama agitada y sudando. Había escuchado una voz susurrándole que, si no tenía cuidado, su hijo la abandonaría y se iría en busca de lejanos horizontes. Si eso llegaba a suceder, el universo quedaría para siempre sumido en la oscuridad.”

Si la mitología acostumbra a ser complicada, cuando se trata del exuberante panteón de las divinidades indias desborda el cauce del entendimiento de los no expertos y se convierte en una selva de nombres y de personajes poco menos que inabarcable.

Pero con Mitos mágicos de la India no estamos ante un libro para expertos. La incursión que ha hecho Anita Nair, que abandona esta vez el mundo de la novela, parece dirigida a los niños porque en realidad lo que escribe son cuentos. Cuentos que narran la vida y las anécdotas que rodean a los dioses y que beben de la tradición, en forma de pequeños relatos tal como eran transmitidos de generación en generación y en el tono en que hicieron familiares los mitos ancestrales a la población de hoy.

Leer más…
 

lunes, 17 de octubre de 2011

A pesar de los dioses. El extraño ascenso de la India moderna

 

 



Edward Luce
Península, 2011
449 pp.





“De los 545 miembros del Parlamento de Nueva Delhi, unos cien cuentan con un historial criminal, lo que significa que han sido procesados por uno o más crímenes pero no condenados”.

Sin lugar a dudas, algunos de los asuntos de los que trata Edward Luce mueven a escándalo y muestran una India llena de problemas. Pero no es su intención cargar las tintas para mostrar un país en situación dramática sino todo lo contrario. Intenta poner las cartas –todas las cartas- encima de la mesa para explicar lo que desde la distancia parece casi un milagro: la salida del atraso y de la pobreza para integrar ese pelotón de cabeza, que componen también China y Brasil, de países en rápido desarrollo y con visos de convertirse en verdaderas potencias.

El caso es que no se sale del atraso de un día para otro, ni deja de ser verdad lo que ha sido un país para, de repente, convertirse en otra cosa. Hay que explicar los cambios, ver lo que queda de la historia pasada, medir bien hasta dónde llegan las novedades y reflexionar sobre el proceso que lleva de la una a las otras y de todo el recorrido que queda por andar. Esto es lo que hace Edward Luce, periodista radicado en la India desde hace tiempo, corresponsal de importantes medios internacionales y espectador de primera fila de todo lo ocurrido en el país en los últimos años.

 

Leer más…
 

domingo, 14 de septiembre de 2008

India, vagón 14-24

 

 

Quizás te gustaría leer esto:   GEORGIA

Ignacio Carrión
Rey Lear, 2008
195 pp.





India, vagón 14-24 es un libro de viajes. Un libro de los que encajan de manera cabal en la definición del género, sin que haya que buscar justificaciones de ninguna clase. Es además un libro ameno que prende el interés del lector desde el principio y anima a seguir leyendo. Se trata de un libro corto y de relajada lectura.

Ignacio Carrión, el autor, afincado en Cambridge, contrata, después de haberse enterado por un anuncio de periódico, un viaje a la India. El viaje es en ferrocarril y en un vagón que un inglés que vive en Delhi ha comprado y engancha según le conviene en trenes cuyos trayectos componen un circuito por todo el país. Podría tratarse, según esta explicación, de un viaje de lujo con todo incluido. Pero nada es más distinto a ese panorama que el caso que nos ocupa. El vagón es modesto, rayando a lo miserable y el resto de viajeros apuntados a la aventura, lo mismo que Ignacio, cualquier cosa menos elegantes y refinados.

 

Leer más…
 

martes, 20 de abril de 2010

El faro de los libros

 



Aravind Adiga
Miscelánea, 2010
350 pp.





La India resulta una mezcla en la que todo es posible. Seguramente contribuye a ello esta insólita religión milenaria que no fue fundada por un enviado de Dios o por profeta alguno, que a falta de una autoridad que dicte la ortodoxia ha estallado en tantos matices, prácticas y devociones como practicantes tiene y que acaba por ver a Dios en todas partes y a todo –lo mejor y lo peor- como expresión de la divinidad suprema y como una pieza insustituible y respetable entre todas las que conforman el universo.

Anticipo esto para introducir El faro de los libros, la segunda entrega de Aravind Adiga que nos regaló con un buen número de sonrisas y a veces carcajadas con la lectura de Tigre blanco.

Leer más…
 

domingo, 7 de diciembre de 2008

Tigre Blanco

 


Aravind Adiga
Miscelánea, 2008
297 pp.





Apetece de vez en cuando leer un disparate, un disparate de verdad: excesivo sin recato alguno, iconoclasta, incorrecto desde todos los puntos de vista, provocador. Y si el autor del disparate en cuestión es indio y vive en la India -a pesar de llevar una trayectoria tan estrambótica como pasar la infancia en Australia, haber hecho sus estudios universitarios en Oxford y haber sido alumno de la universidad de Columbia en Nueva York- y además si la historia que cuenta no es que suceda en la India sino que tiene la pretensión de presentarse como el retrato total, cierto y verdadero de lo que es la India hoy, el esperpento y la diversión están servidos.

No hay peligro en desvelar la trama del libro, porque su jugo está en todas y cada una de las cosas que cuenta y en como se cuentan.

El protagonista es Balram un empresario autoconvencido de su éxito a pesar de la situación manifiestamente miserable en la que vive. Bangalore, el corazón del desarrollo tecnológico de la India es su campo de operaciones. Y el Primer Ministro chino el destinatario de una extensa carta en la que, para ilustrarlo acerca de su país, le cuenta, apuntando en todas direcciones, las más diversas cuestiones sobre la vida, la religión, la familia, las castas, la economía, el progreso, las ciudades, los políticos y todo cuanto el lector pueda imaginar en forma de alegato sin contención alguna.

 

 

Leer más…
 

domingo, 15 de junio de 2008

La noche de Calcuta

 




Higinio Polo
Montesinos, 2008
235 pp.






El título, La noche de Calcuta, es en buena medida engañoso, porque las cincuenta primeras páginas del libro se dedican a Bombay, las cincuenta siguientes a Cochín y a Madrás, las siguientes a Benarés… Pero de lo que no cabe duda es que estamos en la India. Y como sumergido en la India se siente el lector desde que emprende su particular viaje avanzando por el libro desde la primera página.

La India es un país singularmente complicado. Lo es tanto, que no es de extrañar que se puedan escribir sobre ella libros tan distintos y muchos tan interesantes y atractivos.

La noche de Calcuta es, sin duda, uno de ellos. Frases cortas, muy cortas, escenas fotográficas, sensaciones físicas y temas, muchos temas suscitados al hilo de dichas escenas pasan uno tras otro para ir componiendo ese abigarrado mosaico que permite hacernos la idea de lo que es la India.

El autor podía haber empezado por desarrollar unos fundamentos que dieran las claves para entender lo que el visitante se encuentra al salir a la calle. Sin embargo, prefiere construir de arriba a abajo y desembarcar sin más preámbulos al lector en una tierra de apariencias de las que va colgando informaciones y reflexiones con las que adquiere profundidad el relato y el lector los elementos para su propia reflexión.

Leer más…
 

domingo, 24 de enero de 2010

India, primera mirada. Cuadernos del paseante invisible

 



Ignacio Jáuregui Real
Edita Ignacio Jáuregui, 2009
239 pp.






Para el visitante occidental la India es abrumadora. Lo es la vida que se despliega en las calles de ciudades y pueblos, lo son los dioses y los lugares sagrados cuya presencia aparece en todas partes, lo es la arquitectura de monumentos y de templos. Y es de alguna manera abrumadora también la sensación que tiene el forastero de no entender casi nada de lo que ve: la evidencia de que le faltan demasiadas claves para formarse juicio, acostumbrado como está a viajar opinando, comparando y comprendiendo todo cuanto ocurre ante sus ojos allí donde va.

La entrada a un templo pone a prueba la sensibilidad del visitante. Las líneas de las perspectivas nada que ver tienen con las que está acostumbrado a encontrar en otros edificios que conoce próximos a su cultura. Pilares y columnas ritman el vacío con una sensibilidad desconocida y las aberturas al exterior crean manchas de luz y sombras que modulan la continuidad del espacio y le dan vida. Los techos, planos, desaparecen en el encuentro con pasos que se abren en otras direcciones y dejan un lugar a cúpulas poligonales que juegan con diversas alturas y también con proyecciones distintas de la luz. Menos el suelo, las superficies de la construcción se pueblan de figuras divinas, se supone, aunque quien no sea experto tendrá la tentación de pensar que son profanas por sus formas o por los personajes de apariencia poco espiritual que representan.

Leer más…
 

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Chowringhee

 

 



Sankar
Seix Barral, 2011
539 pp.





Calcuta, a mediados de siglo XX. Este el escenario en el que se desarrolla esta novela, que fue un éxito editorial en la India y está siendo recibida ahora, con alborozo, en occidente. Cuenta la solapa del libro que el autor, con unos cuantos best sellers en su haber, es uno de los novelistas más leídos en la India contemporánea.

Sin duda, Calcuta da materia para novelas de tono y contenido muy distintos. El drama viene enseguida a la mente, pero está claro que hay una raza de escritores indios a quienes el desparpajo les puede, por encima de todo lo demás, y el humor es la clave con la que se sienten cómodos a la hora de dar vida a sus ficciones.

Sankar es en este libro uno de ellos y apuesta por un tono pícaro para contar las andanzas del protagonista, un joven empleado de oficina que pierde el trabajo y ha de buscarse la vida en un entorno inhumano y amenazador.

 

Leer más…
 

domingo, 6 de marzo de 2011

Tren a Pakistán

 

 


Khushwant Singh
Libros del Asteroide, 2011
247 pp.





Existen tantas Indias como escritores que escriben sobre el país. Khushwant Singh es casi un clásico, reconocido como uno de los grandes escritores contemporáneos. Diplomático, político, educado en Inglaterra es un intelectual de enorme prestigio. Y es además un hombre de visión aguda capaz de tratar temas complicados con un trasfondo de humor que los convierte en humanos.

El tema que elige para su novela es el de una pequeña aldea, a orillas de un enorme río, pero sobre todo, a orillas de la vía del ferrocarril. El momento no puede ser más amenazador. Lo que cuenta ocurre cuando el país decide escindirse en dos para resolver el conflicto religioso que lo asola. Pakistán, recién creado, será el hogar de los musulmanes y la India el de los hindúes, los sijs y demás indios que profesan otras religiones. Es fácil de entender que el divorcio no es pacífico ni que la decisión de ir a él es resultado de un ejercicio teórico. Cuando se decide la separación es porque la convivencia se ha hecho insostenible y los atropellos de unas y otras comunidades sobre sus enemigas amenazan con incendiar el país y con hacerlo inviable al poco tiempo de su nacimiento.

 

Leer más…
 

domingo, 3 de enero de 2010

Ravana y Eddie

 



Kiran Nagarkar
Galaxia Gutenberg, 2009
354 pp.





Si la salud de un país viniera determinada por el humor con el que escriben sus autores habría que concluir que la India está rebosante de vida y de energía. Y a lo mejor es verdad.

No sé si lo de la salud resulta exagerado, pero sin duda es un signo de inteligencia afrontar la realidad elevándose del suelo más banal y usando el ingenio para referirse a ella de forma desenfadada y libre. Y seguramente, el humor es un buen instrumento también para abordar situaciones complicadas y dar aire a lo que de otro modo sería un universo agobiante y sin perspectivas.

Ravana y Eddie cuenta la historia de dos chavales, que puede ser una entre miles de las que se dibujan en la vida cotidiana de la India. Ravana es de familia hindú. Eddie de familia católica, de vieja raíz portuguesa. Ambos viven en Bombay en uno de esos antiguos y enormes edificios, convertidos en colmenas donde se amontonan familias modestísimas, que deben hacer milagros para malvivir.

Leer más…
 

lunes, 18 de marzo de 2013

Monzón. Un viaje por el futuro del océano Índico

 




Robert D. Kaplan
El hombre del Tres, 2012
519 pp.





Cambios, cambios constantes y en todas partes. El mundo ni es lo que era ni va a ser lo que hoy es, porque sus centros de gravedad se desplazan y las miradas deben empezar a adaptarse a las realidades que todavía no son pero que se anuncian.

“Tengo la convicción -dice Kaplan- de que un Gran Océano Índico -extendiéndose hacia el este desde el Cuerno de África, cruzando la península Arábiga, la meseta iraní y el subcontinente indio hasta más allá del archipiélago indonesio- constituirá en el nuevo siglo un mapa tan icónico como fue el de Europa para el siglo pasado”.

Monzón, el último libro de Kaplan, no es un libro de viajes. Digamos que es un libro de ‘contexto’ que cada viajero debiera tener en mente para interpretar con visión de futuro la realidad de hoy. Una realidad apacible en algunos casos -Omán, por ejemplo-, muy esperanzadora en otros -India-, incierta a veces -en el caso de Birmania-,  amenazadora en otros más -Irán o Pakistán- pero en todos los casos sujeta a tensiones -el islam, la energía, el dominio militar de la rutas marítimas…- que supondrán bazas importantes en el desenlace del juego de poderes que se disputa ya en esta parte del mundo.

Leer más…
 

martes, 15 de abril de 2008

Elefanta suite

 



Paul Theroux
Alfaguara, 2008
368 pp.






No es cuestión de presentar a Paul Theroux a ningún aficionado a la literatura de viajes. El gran bazar del ferrocarrilEl gallo de hierroLas Columnas de HérculesHotel HonolulúRetorno a la Patagonia, escrito al alimón con Chatwin, son clásicos de un escritor prolífico y polífacético.

Pero hay más, en el terreno propiamente de la novela, su thriller La calle de la Media Luna da medida de su capacidad narrativa y de atraer al lector con su enorme habilidad de crear aventura más allá del relato de viajes. Por cierto, la adaptación cinematográfica subrrayó ese saber hilar los acontecimientos y construir una apasionante intriga. Aquí, lo mismo que en el Cayo Largo de Bogart, el cine prefirió un final feliz y probablemente poco literario, que agradecimos los que amamos el lado dulce de la vida.

Pero vayamos al Theroux viajero. Porque su literatura no nace de la improvisación. Es verdad que su éxito y su origen norteamericano le han deparado la fama (¿injusta?) de señorito. Pero también lo es que su afición a los viajes y a mezclarse en mundos que no eran los suyos viene de lejos. 

Leer más…
 

lunes, 3 de octubre de 2011

Derrota de Vasco de Gama. El primer viaje marítimo a la India

 

 



Isabel Soler
Acantilado, 2011
228 pp.






Una advertencia para empezar. Hace referencia al título. Derrota suele significar algo próximo a un descalabro, a la pérdida de una batalla. Pero los más marineros entienden que este mismo término señala una dirección, la ruta que se emprende al navegar. Y por ahí es por donde debemos empezar cuando nos aproximamos a este libro excelente que nos habla del primer viaje a la India de Vasco de Gama.

Poco habituados estamos a mirar al pasado y a maravillarnos por algunos hechos históricos que marcaron no sólo el conocimiento, sino la vida de millones de hombres. El viaje de Vasco de Gama, poco después de que Bartolomé Díaz consiguiera doblar el Cabo de Buena Esperanza y por consiguiente aprovechando las noticias de este acontecimiento, fue un avance extraordinario en el conocimiento de la tierra y en la ambición de Portugal de convertirse en una gran potencia.

El relato de esta expedición, escrito por un oscuro personaje que participaba en ella, forma parte del libro del que hablamos. Son sus cimientos y está lleno de interés para el lector porque cuenta con espontaneidad total lo que su autor observa, consciente de que está contando algo por primera vez. De que está llevando noticia de un mundo nuevo, del que había indicios, y que el relato que escribe saca a la realidad del terreno de la imaginación, para llevarla al territorio de los hechos.

 

Leer más…
 

miércoles, 11 de junio de 2014

Viaje al Tíbet

 

 




Robert Byron
Abada editores, 2013
287 pp.





Apetece de vez en cuando regresar a la literatura de viajes clásica, que viene a ser lo mismo que decir inglesa, con ese aroma de un poco antigua y con un escribir irónico de quien desde lo alto relativiza las cosas y sabe echar gotas de humor incluso a las penurias.

Nos ocupamos de Byron de nuevo, de quien se siguen reeditando textos a cargo de editores cuidadosos, amantes de su oficio y de los libros. Éste del que hablamos ahora vuelve a ser un libro cuidado, de formato pequeño y letra, para quienes nos gustan ya los tipos grandes, también pequeña. Como pensada para lectores jóvenes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba

A %d blogueros les gusta esto: